MODOS DE AFRONTAMIENTO AL ESTRÉS EN MUJERES QUE SE DESEMPEÑAN COMO TRABAJADORAS, MADRES Y AMAS DE CASA

 El estrés en mujeres con más de un rol en la vida es uno de los temas que desvía inmediatamente nuestra atención hacia la idea de que éste es afrontado de un modo pasivo o emocional. Dicha idea se ha convertido en una de las banderas que guían muchos de los estudios referentes a este tema. Sin embargo, aunque esto pareciese delimitar el campo de estudio, no ha impedido que nos surjan preguntas nuevas sobre los modos de afrontamiento al estrés en mujeres que desempeñan roles familiares y laborales.
 
Desde el año 1984 hemos entendido con Richard Lazarus que el estrés psicológico resalta una relación entre las personas y su ambiente y que esta relación es evaluada por la persona antes de emitir su respuesta ante el estrés. En esta línea, vemos que entre las fuentes de estrés o estresores y la respuesta ante el mismo, surgen los llamados mediadores que en el presente estudio resaltamos como los modos de afrontamiento. Los modos de afrontamiento se convierten entonces en una de las variables determinantes en el estudio de este tema.
 
En este sentido, podemos suponer que las altas exigencias a que se ve sometida la mujer de hoy día que debe desempeñarse como madre, ama de casa y profesional; puede promover el desarrollo de modos de afrontamiento más adaptativos, lo que ya da otro matiz o bien focaliza nuestra atención en otra dirección investigativa.
 
Lo que queremos trasmitir es que las mujeres con más de un rol en la vida que afrontan estrés, probablemente también pudiesen verse beneficiadas por esta diversidad y no siempre afrontarlo de modo desadaptativo.
 
Al conocer las temáticas que tenemos en juego, nos planteamos el siguiente problema de investigación: ¿Cómo se manifiestan los modos de afrontamiento y el estrés en mujeres que desempeñan roles laborales y familiares según el grupo de edad correspondiente?
 
Pretendemos con este estudio describir cómo se manifiestan los modos de afrontamiento y las principales fuentes de estrés en mujeres que se desempeñan como trabajadoras, madres y amas de casa; comparándolas de acuerdo a 2 grupos de edad: mujeres entre 25 a 45 años y mujeres que se encuentran en una edad comprendida entre los 46 a 60 años. Esta comparación por edad se realizó pues consideramos que la edad (la experiencia, la diferente situación social y familiar, la madurez, entre otros factores) podría constituir un aspecto que podría ser fuente de diferencias y de esta manera se intenta controlar su influencia.

 

 

Más Información sobre este articulo puede descargar su versión completa en PDF, presionando aquí.